Seguridad e Higiene

Prevención de Riesgos Laborales

Le damos la bienvenida a esta nueva sección referida a un tema importante que complementa a la Gestión del Instituto del cual formamos parte y que es la Prevención de Riesgos Laborales.

Entendemos por Prevención, como aquellas acciones y efectos tendientes a evitar que la amenaza, de lugar al peligro, es decir, evitar las consecuencias (daño) de un peligro.

La prevención de riesgos laborales, es una herramienta que permite resguardar la integridad de las personas, es por eso que entendemos como riesgos laborales a todos los aspectos en el trabajo de una persona que son potencialmente peligrosos para la misma.

Es una disciplina que toda Organización debe practicar para promover entre sus trabajadores tanto la seguridad como la salud dentro del ambiente laboral mediante evaluaciones y controles de todos los posibles riesgos.

Son muchos los aspectos de los cuales hay que estar pendientes para desarrollar un efectivo plan de prevención de riesgos laborales, y uno de los más importantes, especialmente cuando estamos hablando de nuestras tareas, es la seguridad e higiene laboral, la cual está conformada por una serie de procedimientos y normas que se dedican especialmente a cuidar la integridad de las personas.

Las Organizaciones que deseen alcanzar indicadores óptimos en materia de seguridad y salud deben estructurarse y funcionar de manera que puedan poner en práctica, de forma efectiva, sus políticas de prevención de riesgos laborales, para poder desarrollar una cultura preventiva que asegure:

  • Una participación y un compromiso a todos los niveles.
  • Una comunicación eficaz que motive a las personas a desarrollar las tareas de su puesto de trabajo con seguridad.
  • Una información y formación que permitan a todos, hacer una contribución responsable al esfuerzo necesario en materia de seguridad y salud.
  • Un liderazgo visible y activo de las conducciones, para desarrollar y mantener el apoyo a una cultura de la prevención que sea el denominador común compartido por todos los estamentos de la Organización.

Una forma de poder alcanzar una cultura preventiva, es con actitudes logradas a través de cambios en nuestros comportamientos hacia la seguridad, que deben partir, por el convencimiento de que cada uno de nosotros, debe propiciar el auto cuidado, creando prácticas y hábitos seguros de trabajo.

A través del conocimiento de los riesgos y la información compartida al respecto, se ha instalado en muchos casos, como prioritario el tema del cuidado de la salud en el trabajo. En materia de prevención de accidentes y salud laboral la sociedad argentina ha ido evolucionado positivamente y también lo han hecho sus componentes, Instituciones, trabajadores, estado, etc., en fin todos los involucrados, accediendo poco a poco a mayores niveles de conciencia preventiva".

Quienes hacemos de la prevención de riesgos un trabajo cotidiano, sabemos que mucho se ha logrado, pero mucho falta aún para lograr niveles aceptables en la materia. Sabemos también que este logro se alcanza cuando todos los partícipes, la sociedad en su conjunto se comprometen a ello.

La Prevención debe ser una tarea permanente, porque se antepone al infortunio, al accidente, siendo este, un permanente y no deseado acompañante del destino de las personas. Sólo mejorando en forma continua las condiciones de trabajo y los procedimientos operativos y los comportamientos, y desarrollando continuamente una acción técnica y docente que modifique los sistemas y los desempeños, será posible controlar los riesgos en la actividad laboral y lograr sistemática y metodológicamente el estado libre de contingencias, que significa la SEGURIDAD.

Creemos que con el aporte de todos los que integramos el Instituto, lograremos lo deseado.

Muchas Gracias.